Los Beneficios del Reembolso Hipotecario

¿Quieres comprar una casa a través de un préstamo hipotecario? Tomando una hipoteca de 30 años en la que te conviertes financieramente responsable de pagos consecutivos cada mes es una gran responsabilidad en la economía de hoy, que a veces puede ser inestable y da poca garantía de estabilidad de trabajo a largo plazo.

Sin embargo, puedes dar el gran paso y comprar tu casa. Tu vida definitivamente cambiará. Ahora, lo mejor que puedes hacer es buscar alternativas que pueden ayudarte a prosperar fácilmente con tus nuevas obligaciones. Dale un vistazo a los beneficios de pagar tu hipoteca tan pronto como puedas y recibe algunos consejos sobre cómo hacerlo.

¿Por qué pagar la hipoteca rápidamente?

La principal razón (y la más obvia) de pagar tu hipoteca tan pronto como sea posible es porque te ahorrará mucho dinero. Si lees a fondo los papeles que firmaste cuando hiciste el contrato de hipoteca, encontrarás que por el tiempo que demores en pagar el préstamo completo estarás pagando más de dos veces el precio de compra de la casa. Así es como funcionan los préstamos.

Otra razón por la que pagar rápidamente es una buena opción es porque te brinda paz mental: serás dueño/a de tu casa más rápido y podrás tomar decisiones financieras adicionales sin ninguna preocupación de perder tu propiedad.

Pagar tu préstamo hipotecario le dará un retorno a tu inversión, que es quizá lo más confiable que encontrarás en el mercado de valores. Y, definitivamente te hará ahorrar miles de dólares. Además, te brinda una manera rápida de tener un lugar asequible para vivir.

¿Cómo reembolsar la hipoteca?

Una vez que obtienes un préstamo hipotecario, la clave para pagarlo es muy simple: gira dinero. Hay algunos planes de hipoteca que te permiten programar pagos bimestrales, esto puede ser una buena estrategia ya que estarás haciendo un pago extra por año.

Otra estrategia es que si obtienes aumentos o bonificaciones en tu trabajo, puedes enviarlos directamente a la compañía hipotecaria, de esa manera no tocas ese dinero y sentirás ese pago a futuro. Por otro lado, ten en cuenta las tasas de interés que estás pagando. Si por casualidad caen las tasas de interés, podría considerar la refinanciación, que también es una excelente estrategia.

Planifica y lo lograrás

Antes de saltar en una hipoteca, haz los cálculos y determina el valor de la vivienda que puedes permitirte comprar, y compra por un valor menor del que presupuestes. De esta manera te aseguras un buen flujo de dinero con el fin de hacer pagos de hipoteca extra y tener un cojín financiero en caso de que tu economía personal disminuya.

No te olvides de mirar tu calendario de amortización; observa exactamente cuánto de tu pago mensual se va en intereses, y cuánto va hacia pagar el préstamo principal. Hacer buen cálculo y estar organizado/a te ayudarán mucho, te sorprenderás de la rapidez con la que podrás pagar tu hipoteca.

¿Necesitas ayuda? Te animamos a que continúes tu investigación más allá de nuestra página web. Regístrate a través del siguiente link http://sucasa.com/st/agents-sp y te pondremos en contacto con un agente que resuelva tus necesidades.

 

comentario [0]