¿Cómo comprar una casa con un solo Ingreso?

Hoy en día, hay un gran número de adultos jóvenes (comúnmente conocidos como Millennials), están posponiendo el matrimonio y comprando casa con un solo ingreso. Sin embargo, estos solicitantes de hipoteca tienen que depender de solamente un salario y un perfil de crédito para obtener la aprobación de un préstamo, y este hecho hace que el proceso de aplicación sea más complejo. Sin embargo, muchos han sido capaces de prosperar. ¿Cómo puede ser esto posible? Aprende cómo a través de los siguientes cuatro consejos.

1. Comprueba tu crédito

En el momento de solicitar un préstamo hipotecario por ti mismo/a y por tu cuenta, los agentes hipotecarios verán e investigarán un solo perfil de crédito, que obviamente es el tuyo. Esto significa que debes revisar tu perfil y tus reportes de crédito de antemano con el fin de hacer que se vean excelentes.

Siempre podrás obtener una copia gratuita de tu información de crédito a través del siguiente sitio web: www.annualcreditreport.com una vez al año. Si encuentras algún error o inconsistencia, comunícate de inmediato con la compañía de informes de crédito y pide una rectificación.

Además, debes evitar hacer cualquier cosa que pueda afectar negativamente tu crédito, como hacer una compra grande con tarjeta de crédito, dejar de realizar tus pagos o pedir otros préstamos.

2. Busca préstamos asegurados por el gobierno

En el momento de tener que pagar una cuota inicial para una hipoteca convencional, puede que sea difícil al contar con los ahorros de una sola persona. Así que si te encuentras luchando para llegar a un pago inicial, considera la posibilidad de solicitar un préstamo asegurado por el gobierno, que por lo general tienen menores requisitos. Por ejemplo, el préstamo de la Administración Federal de Vivienda o FHA sólo pide un pago inicial del 3,5%.

Sin embargo, debes tener en cuenta que mientras que un pago inicial puede fácilmente hacerte un propietario, también podría traer riesgos. Por ejemplo, pagar tan bajo como 3.5% no te da suficiente capital acumulado en caso que el mercado no se ponga a tu favor luego de hacer la transacción. Ahora, si pones un poco más como el 10% o el 15% del monto del préstamo, reducirás la posibilidad de riesgo.

3. Protege tus ingresos

Como único comprador de vivienda, sólo dependerás de una fuente de ingresos para pagar el préstamo hipotecario, por eso es una buena idea proteger tus ingresos, ya que tu primera cuota mensual de hipoteca puede llegar a ser bastante alta en comparación con lo que estás acostumbrado a pagar mensualmente en alquiler.

Para proteger tus ingresos, hay un producto especializado conocido como el seguro de vida de protección hipotecaria, que también puede asegurarte los pagos de la hipoteca si por alguna razón no puedes trabajar. Esta es una gran opción para las personas que pueden tener trabajos inestables o problemas de salud.

4. Consigue a un co-deudor

Poner a alguien como co-prestamista o co-deudor del préstamo puede ser muy útil para tener una mayor probabilidad de que te aprueben el préstamo sobre todo si no tienes un historial de crédito largo. En este caso, el prestamista hipotecario tendrá en cuenta tu información financiera e ingresos, y los activos y antecedentes crediticios del co-prestatario en el momento de la solicitud.

¿Necesitas ayuda? Te animamos a que continúes tu investigación más allá de nuestra página web. Regístrate a través del siguiente link http://sucasa.com/st/agents-sp y te pondremos en contacto con un agente que resuelva tus necesidades.

 

 

comentario [0]