Cómo comprar y vender una casa al mismo tiempo

A menos que seas un/a coleccionista de casas, el proceso para comprar una casa nueva comienza cuando vendas tu casa actual. Ahora, hay algunas personas que tienen que comprar y vender al mismo tiempo. Si este es tu caso, dale una mirada al siguiente paso-a-paso con todo lo que necesitas saber para que ambos procesos se desarrollen tan fácilmente como sea posible, sin que te enloquezcas.

 

1. Conoce el mercado

Justo antes de empezar a buscar una casa, necesitas asegurarte de que tienes una buena comprensión del mercado inmobiliario, especialmente en tu área y el área en la que vas a buscar tu casa nueva. Respóndete la siguiente pregunta: ¿El mercado actual es un mercado de vendedores o un mercado de compradores?

Una vez que tengas esto claro, estarás listo/a para crear las estrategias correctas y para iniciar tu propio plan de acción. Es ideal tener varias opciones de compra, de esa manera usted podrá garantizar que si llega a haber algún problema con el plan A, tendrás un plan B o C.

Al mismo tiempo, debes contratar una persona que avalúe tu casa y que te ayude a ponerle un precio justo a tu casa y que sea acorde con el mercado actual. Recuerda que necesitas hacer una venta rápida, así que no sobreestimes tu casa o sientas que debes sacarle mucho dinero a tu inversión.

 

2. Planea tus movimientos sabiamente

Saber si primero debes comprar y luego vender (o viceversa) es una pregunta que contestarás por ti mismo/a. Sin embargo, ambas vías tienen sus riesgos y recompensas. Por un lado, si vendes primero, significa que podrás conseguir una hipoteca más fácil, pero necesitarás encontrar un lugar provisional para vivir mientras compras casa. Por otro lado, si compras primero, significa que el proceso de mudanza será más fácil, pero puede afectar tu ratio de deuda-ingreso, lo cual hará más difícil conseguir un nuevo préstamo hipotecario. Además, tendrás que mantener las dos casas mientras vendes.

Cualquier opción que elijas, debes estar listo/a para aceptar las consecuencias que pueden traer sin estresarte.

 

3. Adáptate a los tiempos

Pueden haber muchos factores externos en el momento de comprar y vender una casa al mismo tiempo. Tienes que tener en cuenta que no eres la única parte en la ecuación; siempre hay otra parte que podrá causarte dificultades con la hipoteca, mudanza, etc. Además, la inspección de la casa siempre puede traer una serie de daños que deben ser arreglados antes de que puedas mudarte o antes de que la otra parte pueda mudarse. Si no quieres enloquecer entonces debes ser flexible.

 

4. No te apresures por la ansiedad

Si logras vender tu casa pero no has encontrado un nuevo lugar para vivir, una cosa muy importante es relajarte y no tener prisa por tomar una mala decisión. Siempre podrás conseguir un alquiler a corto plazo mientras buscas la casa que realmente te gusta. No te presiones, será estresante, pero una planificación adelantada y el estudio de todas las posibilidades pueden ayudarte mucho.

 

¿Estás vendiendo tu casa? Suscríbete en el siguiente enlace: http://sucasa.com/st/vender y un excelente agente te ayudará a venderla.

 

 

comentario [0]